LUIS ZAPICO MAROTO PDF

Goltijind Amazon Rapids Fun stories for kids on the go. Get to Know Us. Zapicp a problem loading this menu right now. English Choose a language for shopping.

Author:Shaktilabar Bragis
Country:Togo
Language:English (Spanish)
Genre:Photos
Published (Last):17 May 2009
Pages:81
PDF File Size:1.61 Mb
ePub File Size:6.46 Mb
ISBN:526-7-91673-545-8
Downloads:74991
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Shakazahn



Eugenia Glez. Cintas Entrelneas Editores Lima, 42 post. Cualquier forma de reproduccin, distribucin, comunicacin pblica o transformacin de esta obra solo puede ser realizada con la autorizacin de sus titulares, salvo excepcin prevista por la ley.

No s si era por el desafo de ir descubriendo el hilo misterioso que iba trazando el camino, camino de iniciacin que conducira a ese centro recndito que ocultaba lo secreto, o bien, incitado por su insaciable curiosidad, conseguir llegar a ese algo escondido, que no deba ser descubierto y que, al fin se le revelara.

Pero el camino es doble, al alcanzar la meta buscada es necesario regresar, all hay que encontrar el hilo de Ariadna que te permitir no extraviarte y te conducir a la salida. La construccin de laberintos se remonta al Neoltico, todas las civilizaciones han mostrado una irresistible atraccin a lo que representan. En la Edad Media, a lo largo de Europa, iglesias y catedrales exhiban sus laberintos, trazados generalmente, en la interseccin de la nave y el crucero, imgenes emblemticas que representaban las dificultades del camino a seguir, camino inicitico de marcha hacia lo desconocido, para llegar al centro, lugar que contiene y oculta, lo sacro?

Le gustaba especialmente el laberinto de la Catedral de Lucca, que representa segn la leyenda, el laberinto que Ddalo construy en Creta. Los laberintos ms famosos de la antigedad son dos el Laberinto egipcio y el cretense. El cretense parece que se construy a imitacin del egipcio aunque cien veces ms pequeo. Ocultaba el Minotauro y era llamado Absolum, trmino parecido a Absoluto, nombre que los alquimistas daban a la piedra filosofal.

El Laberinto egipcio obra grandiosa de la Antigedad, segn el historiador griego Herdoto, se haba construido algo por encima del lago Moeris y enfrente de la ciudad, llamada de los Cocodrilos. Del lago Moeris llegaron escasas noticias, no as del Laberinto que an se conservaba, en parte, en la poca de la Repblica Romana y del que se han ocupado historiadores griegos y romanos y, ms tarde, a finales del siglo xix y primera mitad del siglo xx, gran nmero de historiadores, Perenne, Eliseo Reclus y un largo etctera, as como arquelogos e ingenieros que se interesaron por distintos aspectos del mismo, abriendo el camino para futuras investigaciones.

Este libro trata del lago Moeris y su Laberinto, espero que el lector acompaar con inters al autor a travs del tiempo, siguiendo los testimonios e indicios que otros antes que l han dejado. Son piezas de un puzzle que ha ido encajando hasta convertirlo en la llave que abrir el arcano tan celosamente guardado por la tierra y el tiempo.

Hortensia Landrove. Introduccin Durante el ltimo tercio del siglo xix, diversos investigadores, arquelogos e ingenieros, se interesaron por el estudio del lago Moeris, antiguo aprovechamiento hidrulico que consideraban realizado en tiempos de Amenenhat III a.

Estos estudios fueron, ms tarde, prcticamente abandonados al cuestionarse la naturaleza artificial del lago. El presente estudio, en el que se exponen los resultados de una investigacin realizada sobre la materia, se relaciona el embalse Moeris con otras estructuras hidrulicas, central hidroenergtica o dispositivo de toma y conduccin para un abastecimiento de agua urbano que cabe identificar con el Laberinto o con las pirmides que se decan situadas dentro del lago, abriendo as una nueva perspectiva para la reanudacin de las investigaciones sobre esta grandiosa obra de la civilizacin egipcia.

Vamos, asimismo, a introducir una novedad en la manera de abordar el estudio, que no va a partir ahora de un intento de interpretar las noticias que nos transmiten los historiadores griegos y romanos, Herdoto principalmente, sino de una tentativa de diseo del 10 Luis Zapico aprovechamiento hidrulico en base a los objetivos que tal obra habra de proponerse.

Una vez conocidas las caractersticas que cabe atribuir al aprovechamiento, procederemos a confrontarlas con las que nos han transmitido los historiadores, lo que nos permitir, interpretndolas, concluir en la posible realidad de las construcciones del lago Moeris. Luis Zapico. Captulo Primero Consideraciones generales y fundamentos del estudio La presencia del valle de El Faym y del Uadi Rayan en la margen izquierda del curso inferior del Nilo, con una configuracin favorable al establecimiento de un importante embalse de regulacin, ha de relacionarse con la existencia del rosario de depresiones que se alinean en paralelo al cauce del Nilo y que culminan con la del Qattara junto al litoral.

Intervino sin duda la naturaleza en la formacin de estas fosas quizs en un principio rellenas con depsitos salinos similares a los detectados en el fondo del mar Mediterrneo, luego excavados por un proceso conjunto de disolucin, disgregacin y arrastre elico, dejando al descubierto su base rocosa.

Quiso la casualidad que una de estas depresiones quedase situada junto al curso del Nilo propiciando un aprovechamiento hidrulico que habra de tener capital importancia en el desarrollo del Egipto Antiguo.

Configuracin general. La ms antigua referencia histrica al lago Moeris la transmite Herdoto de Halicarnaso a. Cuenta la laguna de circunferencia 3. Corre a lo largo de Norte a Medioda y tiene 50 orgas de fondo en su mayor profundidad. Por s misma se declara que es obra de manos y artificial. En el centro de ella y a corta diferencia vense dos pirmides que se elevan sobre la flor del agua 50 orgas y abajo tienen otras tantas de cimiento y encima de cada una se ve un coloso de mrmol, sentado en su trono.

Siendo el terreno en toda la comarca tan rido y falto de agua, no puede sta nacer en la misma laguna, sino que ella ha sido conducida por un canal derivado del Nilo y, en efecto, pasa desde el ro a la laguna durante seis meses y de la laguna al ro en los otros seis.

Durante los meses de retorno obtiene el Fisco un talento 1 En plano adjunto, se recoge la configuracin general de los valles del Nilo y de El Faym. Ms notable es lo que me decan los naturales que el agua de su laguna corriendo por un conducto subterrneo, tierra adentro hacia Poniente y pasando cerca del monte que domina Menfis, iba a desembocar a la sirte Libia.

Diodoro Sculo 56 a. Excav por encima de la villa a diez schenos de distancia, un lago de admirable utilidad, y de una extensin increble; porque su circuito es, se dice, de 3. Por el aspecto de esta inmensa obra quin dira cuntos millones de hombres y cuntos aos hubieron de emplearse en terminarla. Nadie podra alabar debidamente el genio del rey que realiz una obra de utilidad tan general para los habitantes de Egipto.

Como las crecidas del Nilo no ofrecan siempre una medida regular y como de la regularidad de este fenmeno dependa, sin embargo, la fertilidad del suelo de Egipto, Moeris excav eL Lago Moeris y eL Laberinto egipcio 15 un lago destinado a recibir el excedente de las aguas, a fin de que por su abundancia no inundasen el pas indebidamente formando marismas y estanques y que por su falta no hiciese abortar las cosechas.

Para hacer comunicar este lago con el ro construy un canal de ochenta estadios de largo y tres pletros de ancho. Por este medio se derivaban las aguas y se poda, abriendo y cerrando la entrada con ayuda de mquinas costosas, procurar a los agricultores el agua bastante para fertilizar sus tierras.

No costaba menos de 50 talentos el abrir y cerrar este sistema de esclusas. Este lago subsiste aun en nuestros das con las mismas ventajas y se le llama ahora, segn su constructor, el lago Moeris.

Al excavarlo, el rey Moeris dej en su mitad un espacio libre para construir all una tumba y dos pirmides de un estadio de altura. Es as como pudo dejar, por estos trabajos, un recuerdo memorable y eterno. Dio los ingresos de la pesca del lago a su mujer para sus perfumes y tocado.

Esta pesca, importaba un talento al da, porque se encuentran all, se dice, veintids gneros de peces y se pesca tan gran cantidad que los numerosos obreros empleados en la salazn de estos pescados pueden apenas dar abasto a este trabajo. He aqu lo que los egipcios cuentan de Moeris.

Aadamos que sus orillas se parecen por completo a las playas marinas y que esta semejanza hace suponer que lo que se ha producido en los alrededores del templo de Ammon, ha tenido lugar tambin aqu, por cuanto los dos emplazamientos, poco distantes el uno del otro no estn lejos, por otra parte del Paraetonium El lago Moeris por su extensin y su profundidad es capaz de contener, en las crecidas del Nilo, el excedente de la inundacin, sin dejar que se desborde nada sobre las tierras habitadas y cultivadas.

As, puede, cuando las aguas se comienzan a retirar, devolver al Nilo este excedente por una u otra de las embocaduras del canal, conservando an suficiente agua y tambin el canal para hacer frente a los riegos.

La naturaleza, ella sola, hubiera sin duda producido este mismo efecto, pero se ha querido ayudarla y con este objeto se han cerrado las bocas del canal con portaesclusas para permitir a los arquitectos controlar exactamente el agua que entra y la que sale..

Los historiadores que hemos citado describen al lago Moeris con las caractersticas de un embalse re- eL Lago Moeris y eL Laberinto egipcio 17 gulador de considerable magnitud, por cuanto su contorno tendra un desarrollo similar al de la costa del delta. Recibira ste las aguas del Nilo en tiempos de crecida para restituirlas luego al ro en el resto del ao.

Idntico propsito le habra confiado a este embalse la tcnica moderna, caso de haber podido disear entonces este aprovechamiento. Dicen, tambin, los historiadores que el lago haba sido obra artificial y de mano del hombre y que dentro de l se haban construido dos pirmides de considerable altura.

Seala, por su parte, Herdoto, la existencia de un conducto subterrneo que partiendo del lago se encaminara hacia Menfis para desembocar por ltimo, en el litoral lbico. Puntualiza Estrabn que el canal de comunicacin entre el lago y el Nilo se cerraba mediante una serie de importantes esclusas, cuya maniobra costaba un monto considerable.

Los textos que han llegado hasta nosotros contienen noticias sobre el lago Moeris que sealan la envergadura y complejidad de esta gran obra. Su existencia no ha sido puesta en duda por la mayor parte de los investigadores que se han ocupado del tema, por ms que no hayan llegado a mostrarse de acuerdo respecto a la extensin y caractersticas del embalse, cuya implantacin atribuyeron al reinado de Amenemhat III, de la XII Dinasta del Imperio Medio.

A lo largo de su contorno y a diferentes niveles se presentan antiguas playas, testigos de la presencia prolongada de las aguas inundando el valle, que desde pocas muy antiguas ha almacenado aguas procedentes de las avenidas del Nilo. Aceptando, en principio, que los egipcios construyeran en la antigedad el embalse regulador que les ofreca la existencia de la depresin de El Faym, caba preguntarse si la descripcin de algunas de las obras singulares del relato las pirmides situadas dentro del lago o el conducto subterrneo hacia la sirte libia no tendran algo que ver con los dispositivos propios de un embalse regulador, caso de ser stos realizados utilizando las tcnicas constructivas disponibles en la poca en la que hubo de llevarse a cabo la obra.

Este interrogante, nuevo en los estudios del lago Moeris, va a ser el punto de partida de la investigacin que nos proponemos. Para dar contestacin a esta pregunta deberemos conocer las caractersticas del aprovechamiento, lo que intentaremos imaginando cmo lo hubiera diseado un ingeniero hidrulico de nuestro tiempo en caso de contar con la tecnologa mostrada en las construcciones de aquella poca.

Los detalles de este diseo nos indicarn si cabe identificar las obras sin- eL Lago Moeris y eL Laberinto egipcio 19 gulares descritas por los historiadores con algunas de las estructuras del aprovechamiento. Los datos necesarios para abordar este diseo son: la planimetra del vaso, la disposicin de su cerrada, la topografa del valle del Nilo a efectos del transporte de las aguas hasta El Faym, la hidrologa general del aprovechamiento, los usos del embalse y las tcnicas constructivas del antiguo Egipto.

En plano adjunto, figura la planimetra del valle de El Faym en la que constan las curvas de nivel de altitud 0 metros y 30 metros sobre el nivel del mar, as como el contorno del Birket Qarn, lago residual que recibe las escorrentas del riego y cuyo nivel estaba situado a la cota 43 metros en la poca en la que se realizaron los trabajos topogrficos.

Obtenidas las superficies que corresponden a los tres niveles sealados y realizados los clculos e interpolaciones, con aproximacin suficiente para nuestro estudio, resultan las siguientes caractersticas para un embalse que ocupase el vaso de El Faym, sin el Uadi Rayan: a las cotas 10, 20 y 30 metros les corresponden superficies de embalse de 1. El valle del Nilo se comunica con el de El Faym a travs de un portillo existente en la montaa Lbica, que tiene una longitud de unos doce kilmetros y un ancho medio de unos tres kilmetros.

Planimetra y niveles. En la actualidad, el valle de El Faym, en el que se riega la totalidad de los terrenos fertilizados por los sedimentos que se han depositado all a lo largo del tiempo, recibe las aguas del Nilo mediante el canal Bahr Yusf, drenaje lateral del valle del Nilo, que las transporta desde Manfalt, unos kilmetros, por el ro, aguas arriba del poblado de El Lahn, donde esta canalizacin cambia de rumbo, introducindose en el pasillo de comunicacin del Nilo con el valle de El Faym.

Los sobrantes del riego se acumulan en el Birket Qarn, desde cuya superficie se evaporan. En el pasado, las aguas entraban a El Faym o salan de l impulsadas por los desniveles variables de las aguas del embalse respecto a las del ro, mediando una canalizacin semejante a la actual o por simple inundacin del tramo de comunicacin entre los dos valles.

La situacin de niveles a fines del siglo xix, en la que sin duda el tiempo haba ya introducido sucesivas modificaciones, era la siguiente; el nivel de estiaje del Nilo en Manfalt alcanzaba la cota 42,3 y la 48,2 en tiempos de crecida. A la altura de El Lahn, el Nilo llegaba a la cota 29,96 en su mxima crecida y a la 20,97 en su mnimo estiaje.

Hoy da, mediante la utilizacin del Bahr Yussf, entran en El Faym, como media, unos 7 Hm3 durante cada uno de los cien das en los que se mantiene la 22 Luis Zapico inundacin. Los clculos realizados por Cope Whitehouse, R. Brown y W. Willcocks, permiten afirmar que mediante obras de canalizacin no esencialmente distintas de las actuales, cuya existencia a lo largo del tiempo parece demostrada, podran introducirse en el valle de El Faym volmenes diez veces superiores a los actuales con lo que cabra derivar hasta El Faym un volumen anual de unos 7.

Willcocks y R. Brown consideraban, a tenor de la posicin de las playas originadas por el embalse, que ste haba mantenido su mximo nivel normal a la cota 22, Con este nivel, el embalse Moeris dispondra de una capacidad total de De ellos se podran utilizar 2. El embalse ocupara, a su nivel mximo, 1. El cierre, en el pasillo de comunicacin entre los valores de El Faym y del Nilo, tendra una longitud mnima de unos 1.

La altura mxima del dique respecto del terreno actual sera de unos tres metros y hasta el lecho del cauce de unos 13 metros. Las aguas seran desaguadas a partir de la presa de cierre, incorporndose a una canalizacin que las devolvera al valle del Nilo a la altura de Wasta. Esta obra permitira, tambin, disponer de importantes cantidades de energa mecnica con la salida de las aguas reguladas en el embalse, que cabra aprovechar para usos fabriles y artesanales, mediando las necesarias instalaciones de compuertas y ruedas hidrulicas, similares a nuestros molinos.

El volumen de aguas disponible y la altura aprovechable proporcionaran un monto energtico considerable. Otra posibilidad que ofrecera la implantacin del embalse, sera la disponibilidad de ilimitadas cantidades de agua para el uso urbano, previamente clarificadas y depuradas por un proceso dilatado de decantacin. Estas aguas podran ser conducidas a los centros de consumo a niveles superiores a las disponibles en el ro en poca de aguas bajas, con lo que se dispondra de una fuente permanente de suministro de aguas para consumo, en toda poca del ao, sustituyendo a las de los meses de crecida, inadecuadas por su con- 24 Luis Zapico tenido orgnico y limoso desde un punto de vista sanitario.

Otra aplicacin del embalse, ya indicada en los textos histricos, es la pisccola, que abarcara tanto la pesca generalizada dentro del lago, como la especfica facilitada por los dispositivos de entrada y salida de las aguas a lo largo del tramo de comunicacin entre los dos valles y a travs de la misma presa.

El aprovechamiento de los limos y arcillas decantados en las zonas prximas a la presa sera tambin objeto de aprovechamiento, ya que el mismo proceso de su sedimentacin producira una clasificacin de tamaos muy favorable a su utilizacin. Ello favorecera la instalacin de una amplia gama de industrias cermicas en el entorno de la presa. La navegacin entre el valle del Nilo y el de El Faym, imprescindible tanto durante el proceso de construccin del aprovechamiento como durante su explotacin, se vera favorecida por la presencia permanente de caudales de agua en el pasillo de comunicacin de los dos valles, lo que supone otra ventaja ms para la implantacin del embalse Moeris, que unida a la creacin de una amplia zona hmeda, facilitando la vida animal en un dilatado litoral y con ello la utilizacin cinegtica y residencial favorecida por la presencia de un microclima hmedo en una zona de naturaleza desrtica, hara de esta obra un hito singular entre las de desarrollo de la civilizacin egipcia.

Captulo II El aprovechamiento hidrulico del valle de El Faym Expuestas en el captulo primero las directrices a las que habr de atenerse nuestro estudio sobre el lago Moeris, vamos a recoger en este segundo captulo los detalles relativos a la configuracin del embalse. Los investigadores que se han ocupado de este tema han situado el lago Moeris en el rea de El Faym y del Uadi Rayan, sin que, en caso alguno, se haya propuesto cualquier localizacin diferente.

Esto resulta lgico, por cuanto las referencias histricas fijan la posicin del lago a la distancia de 72 millas romanas en direccin al suroeste de Menfis, partiendo de esta ciudad 3. A mediados del siglo xix, Linant de Bellefonds Pasha, en su tiempo ministro de Obras Pblicas de Egipto, sustent la opinin de que el lago Moeris haba ocupado una parte del tramo de conexin entre el Nilo y el valle de El Faym, as como la zona ms elevada de la depresin, inmediata al pasillo de 3 Plinio, Historia Natural, libro V, cap.

Segn su teora, el embalse reciba aguas de avenida del Nilo que ms tarde devolvera en parte al ro durante el estiaje, destinando las aguas restantes al riego del valle de El Faym, en forma similar a la practicada en nuestros das.

CALCUL COMMERCIAUX OFPPT TCE PDF

Job en Sumer

.

DOPPELKOPF SPIELREGELN PDF

Job en Sumer

.

Related Articles