PSICOEDUCACION PDF

Las relaciones exitosas toman trabajo. Si desea que los cambios, los puso sobre la mesa. Todos los argumentos se derivan de nuestro propio miedo o dolor. La verdad es que por lo general no se molestan por las razones que creemos que somos.

Author:Zulkisar Goltirisar
Country:Hungary
Language:English (Spanish)
Genre:History
Published (Last):10 May 2006
Pages:140
PDF File Size:18.13 Mb
ePub File Size:13.14 Mb
ISBN:400-4-81221-679-3
Downloads:15915
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:JoJoll



Son personalidades capaces de mostrarnos posibilidades nuevas, de suscitar emociones nuevas. Es decir, producir el clima emocional positivo indispensable para movilizar lo mejor del ser humano.

El concepto de liderazgo se puede transferir a uno mismo. Una cosa es conseguir que alguien haga algo, y otra muy distinta conseguir que alguien quiera hacer algo. Debemos saber en lazar nuestras motivaciones con las del sujeto en quien pretendemos influir. El premio. Se deben premiar las conductas adecuadas. El ejemplo. El cambio de deseos y sentimientos. Las emociones y los sentimientos despiertan deseos de actuar.

El razonamiento. El razonamiento nos permite explicar el sentido de lo que hacemos. El entrenamiento. Cuando queremos motivar a una persona o motivarnos a nosotros mismos, es imprescindible activar alguno de nuestros deseos fundamentales, o relacionar la meta querida con algunos de estos deseos fundamentales.

Los tres deseos fundamentales son: 1. El deseo de relacionarse socialmente, formar parte de un grupo o ser aceptado. Somos seres sociales. Solo en sociedad podemos desarrollarnos. Este deseo nos lanza a metas lejanas, altas, ideales ilimitados. Cada persona tiene un perfil motivacional diferente. Las cosas que tenemos alrededor, que vemos, escuchamos, con las que tropezamos, son interpretadas por cada uno de nosotros al conocerlas de manera distinta.

Algo se convierte en objetivo valioso para nosotros y despierta nuestras ganas de actuar. Los deseos me impulsan a actuar para conseguir lo deseado.

Lo que nos atrae es el valor que esa cosa tiene para nosotros. Por de pronto, el objetivo que lo despierta y lo dirige. Ponen de manifiesto que entre el deseo y el objetivo hay una tarea, un trabajo que hacer, un trayecto que recorrer. Si la meta es interesante, es decir, si enlaza con alguno de sus intereses deseo. Los objetivos generales del desarrollo de la creatividad son: 1. Desarrollar la flexibilidad de pensamiento.

Implica intuir soluciones, descubrir relaciones, inducir consecuencias, etc. Estimular la originalidad de las ideas. Desarrollar los sentidos. Fomentar la iniciativa personal. Para desarrollar la creatividad hay que aprender a desaprender y quitar de la mente todos los condicionamientos culturales, bloqueos, costumbres, supuestos y miedos.

Principio de espontaneidad 3. Principio de originalidad. Principio de criticismo. La creatividad es una aptitud que es necesario desarrollar. Debemos acostumbrar al sujeto a asombrarse y a inventar soluciones nuevas. Existe cierto grado de creatividad latente que puede y debe ser descubierto, activado y alimentado.

El objetivo es desarrollar las capacidades creativas, mediante una serie de estrategias que nos permitan alcanzar nuevas maneras de percibir, sentir y actuar. La capacidad de imaginar es uno de los indicadores de la creatividad. No basta tener buenas ideas, sino que es necesario expresarlas. La voluntad es la capacidad para conseguir los objetivos de la juventud y de la madurez, de acuerdo con un plan previo, argumentado y tejido de motivos y razones. La inteligencia ilumina el camino de los sentimientos y la voluntad los dispone hacia su mejor ordenamiento.

El amor, constancia y voluntad son las mejores armas para vencer fracasos. Con una voluntad fuerte y educada, no hay empresa que se resista. La voluntad es la capacidad para hacer algo anticipando consecuencias; algo propio del hombre, tanto como la inteligencia y la afectividad.

La vida cotidiana es el campo donde debemos luchar: las semanas, los meses, el tiempo que pasa, van dejando una estela de lo que trabajamos la voluntad. Lo cotidiano nunca es banal, ni insignificante, ni algo gratuito, sino que en ello se encuentran las claves de muchas vidas ejemplares. Los principales elementos para educar la voluntad son: 1. El orden. Cualquier orden que se precie surge de una estructura mental bien sistematizada.

Distribuir bien el tiempo es saber sacarle partido. Para esto se necesita concretar, tener objetivos delimitados, sin querer abarcar demasiado. Los principales efectos del orden son: 1. Paz exterior e interior. Eficacia 4. Clases de voluntad: 1. A medio plazo. Se da cuando hay curiosidad por la realidad. Educar es ayudar a alguien para que se desarrolle de la mejor manera posible en los diversos aspectos que tiene la naturaleza humana.

Educar significa comunicar conocimientos y promover actitudes. Los prejuicios son generalizaciones y valoraciones convincentes y anticipadas que, a menudo, llevan a sacar conclusiones precipitadas. Estas limitan nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Entrenarse en la asertividad favorece la autoestima y el respeto de uno mismo. Supone crear una regla general y absoluta sobre uno mismo.

Exagerar unas cosas desproporcionadamente u minimizar otras de modo inadecuado y poco racional. A partir de determinados sentimientos interpretar la realidad, pero sin razonamientos o argumentos racionales. Pensamiento de todo o nada.

EYELESS IN GAZA HUXLEY PDF

PsicoeducaciĆ³n

.

ARCHOS 504 DVR PDF

PsicoeducaciĆ³n (breve) para pacientes con enfermedades mentales graves

.

Related Articles